Compartir por:


China espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se adhiera al espíritu de la ciencia, el profesionalismo y la objetividad, y trabaje con la comunidad internacional para mantener la naturaleza científica y seria de rastreo del origen de la COVID-19, dijo hoy lunes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

A China le preocupa la acción de ciertos países de politizar la cuestión del rastreo del origen, la cual de hecho es un asunto grave que necesita ser manejado a través de la colaboración de científicos globales.

“Esperamos que la OMS pueda… resistir la reacción de la politización y salvaguardar la sana atmósfera de cooperación global contra la epidemia”, dijo Zhao en una conferencia de prensa al responder una pregunta respecto a que la OMS ha propuesto una segunda fase de estudio sobre el origen del coronavirus en China y pedido transparencia de las autoridades chinas.

“El plan de trabajo sobre la segunda fase del estudio acerca de los orígenes, propuesto por el Secretariado de la OMS, está en conflicto con la posición de China y de muchos otros países sobre la cuestión”, dijo Zhao.

Indicó que una resolución de la 73ª sesión de la Asamblea Mundial de la Salud solicitó claramente al director general de la OMS continuar trabajando estrechamente con los países para identificar la fuente zoonótica del virus y la ruta de introducción a la población humana.

La siguiente fase del estudio sobre el origen debe cumplir con esta solicitud y ser encabezada por los Estados miembros, dijo Zhao.

“Esperamos que la OMS tenga comunicación y consultas completas con los Estados miembros, escuche y tome el consejo de todas las partes, y garantice que el proceso de redacción del plan de trabajo sea abierto y transparente”, indicó.

El portavoz añadió que después de una investigación conjunta OMS-China de 28 días en China, la OMS emitió el 30 de marzo un informe conjunto con claras conclusiones y recomendaciones basadas en la ciencia para la siguiente fase del estudio global sobre los orígenes.

El informe concluyó que la filtración de un laboratorio es extremadamente improbable, y recomendó realizar una mayor investigación en torno a los primeros casos mundiales y entender mejor el papel de las cadenas de frío y de los alimentos congelados en la transmisión del virus.

“Las conclusiones y recomendaciones del informe deben ser respetadas y defendidas, y reflejar plenamente el trabajo de la siguiente fase del estudio sobre los orígenes”, dijo Zhao.

Compartir por:


Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here